Diseño sin título-83
Trend Alert

Las faldas midi también son para el verano

Los has visto en blogs de moda, en revistas especializadas, a Blake Lively y a unas cuantas chicas en tu ciudad. Cada vez que entras en una tienda online, ahí están, en falda y vestidos, ¡son los “midi”! Un corte entre la rodilla y el tobillo, que se puso de moda en los años 60 y que ha vuelto para quedarse. Seguro que recuerdas a la gran Marilyn Monroe enfundada en una falda tubo de corte midi, marcando sus impresionantes curvas ¿verdad?

Blake Lively

Incluso embarazada, puedes lucir con estilo tu falda midi, combinado con una americana o blazer larga. Y para muestra, ¡Blake Lively!

 

Este corte ha vuelto con fuerza, y sabemos que cuando algo regresa, suele ser difícil verse de nuevo con ese estilo, y más, ¡cuando no sabes si te favorecerá! Existen varios estilos, pero dos son los que más presencia tienen: por un lado, las faldas y vestidos tubo, que marcan la figura desde la cintura hasta por debajo de la rodilla, incluso hasta el tobillo; y por otro lado, aquellas faldas y vestidos tipo años 50 con vuelo que dan más volumen al cuerpo en caderas.

Lo que nos encanta de este estilo es que visualmente alarga nuestro cuerpo y nuestras piernas, estilizándolos, tanto para chicas bajitas como algo más altas, aunque en ambos casos, debemos tener cuidado con el calzado con el que combinamos esta prenda. Para aquellas chicas con un tipo de cuerpo con forma de reloj de arena, rectángulo, circulo e incluso triángulo invertido, las faldas y vestidos tubo son perfectos, puesto que al ceñirse al cuerpo, resaltan sus curvas e incluso marcan la cintura. De este modo, potenciamos su figura, e incluso consigue asemejarse al deseado reloj de arena. Sin embargo, el estilo más voluminoso, con faldas de vuelo, son la mejor opción para tipologías corporales triangulares con la espalda y los hombros más anchos que las caderas, puesto que visualmente darán volumen en esa zona, equilibrando visualmente el cuerpo. Además, permiten darle un toque más cañero con una perfecto en cuero y unos taconazos, o transformarla en un look más de diario con unas sandalias planas o zapatillas deportivas, y una chaqueta corta de punto.

¿Sabes lo mejor de este estilo? ¡Que puedes lucirlo en cualquier temporada del año! En verano puedes animarte con sandalias planas, tacones o deportivas, combinar las faldas con una camiseta de algodón para diario o con una camisa para algún momento especial, ¡las opciones son infinitas! Y en invierno, no dejes este estilo en el armario: aprovecha el frío para combinar tu vestido o falda midi con unas botas altas de tacón o con unos zapatos de salón, ¡seguro que no te la quitas en toda la temporada! Y en cualquier estación, no olvides completar tu conjunto con los accesorios de temporada: bolsos de mano o bandolera, y maxi collares.

Ya no tienes excusas para no lucir este verano esa falda o ese vestido que tantas ganas tenías de ponerte y que no te atrevías, ¡seguro que das con el look perfecto! ¿Te animas a enseñárnoslo?

Diseño sin título-81

Escribe un comentario